sábado, 16 de abril de 2022

 EDIFICIOS MODERNOS SINGULARES



Desde un tiempo a esta parte, han ido apareciendo en Madrid, edificios que llaman la atención por su diseño, lo que engrandece a la ciudad, porque, además de los edificios históricos , podemos admirar arquitectura moderna, aquí vamos a ver algunos de ellos.


Instituto de Conservación y Restauración de Bienes Culturales.


En 1965, Bellas Artes encargó a los arquitectos Fernando Higueras y Antonio Miró, un proyecto para un centro de restauración y formación de restauradores.



La obra se inició en 1966, pero se detuvo 4 años después, por diferentes motivos. Finalmente, en 1985, el edificio se terminó y se convirtió en la sede del recién creado Instituto de Conservación y Restauración de Bienes Culturales.


El edificio es de hormigón visto, dentro de un círculo de 40 metros de radio, dividido en 30 gajos que, en la crujía exterior, se dividen en dos.



Tienen 4 plantas circulares, conectadas entre sí mediante escaleras y ascensores. En los pisos superiores, la circulación horizontal se hace a través de anillos concéntricos internos; en el exterior, hay un tercer anillo, que posibilita el movimiento de vehículos pesados, y así, el acceso de bienes de gran tamaño, directamente a los talleres.


Fue declarado Bien de Interés Cultural, por Real Decreto 1261/2001, de 16 de noviembre. Se localiza al final de la calle Pintor Greco, en la Ciudad Universitaria.   




Edificio Torres Blancas


Dicen los especialistas, que es un claro ejemplo de arquitectura brutalista, aunque no sepa muy bien lo que significa, pero tiene la particularidad, de que está destinado a un edificio de viviendas, y no de uso industrial.



El proyecto lo firmó Francisco Sáenz de Oiza, con la participación de los ingenieros Leonardo Fernandez Troyano y Carlos Fernandez Casado; las obras duraron desde 1964 hasta 1968.


Con este proyecto, Sáenz de Oiza, que desde entonces se quedó a vivir en el edificio, logró el premio de Excelencia Europea, en 1974.


El edificio, tiene 81 metros de altura, a base de cilindros rodeados de balcones y celosías de madera.. Tiene 33 plantas, destinadas a viviendas y oficinas, más una planta adicional, en lo alto, dos plantas de sótano y la de acceso. Las instalaciones generales, están en la plantas 21 y 22, y en la terraza hay una piscina.



La denominación de “torres”, no implica que debiese de haber una segunda, es simplemente, por la configuración del edificio en forma de cilindros que la componen. Lo de “blancas”, es una licencia de autor, ya que sabía que el edificio sería en hormigón armado gris.


Sáenz de Oiza utilizó la idea de Le Corbusier, de usar jardines en altura.


Se localiza en la confluencia de la calle Corazon de Maria, con la Avenida de América.




Cuatro Torres Business Area


Es un parque empresarial, localizado en La Castellana, que alberga los edificios más altos de España.


Actualmente, desde 2021, con la Torre Caleido, son ya cinco las torres, por lo que no sabemos si le cambiarán el nombre.



Las torres inicialmente fueron: Torre de Cristal, Torre Cepsa, Torre PwC y Torre Espacio, después en 2021, como hemos comentado se añadió la Torre Caleido, la más baja de todas.


La Torre de Cristal, tiene 249 metros de altura y 52 pisos, y es por lo tanto, el edificio más alto de España. Es obra del argentino Cesar Pelli, autor también de las Torres Petronas, en Malasia.



La Torre Cepsa, tiene 248 metros y 45 pisos, es obra del estudio de arquitectura de Norman Foster.




La Torre PwC, antes Sacyr , es la única diseñada por arquitectos españoles, Carlos Rubio Carvajal y Enrique Alvarez-Sala Walter, alberga al hotel Eurostars Madrid Tower.



Aquí quiero hacer un inciso. Todo en su interior destila lujo, con vitrinas de expositores de joyas y gran diseño. Bajo a la cafetería, y pido un “café con leche descafeinado en vaso”, la camarera me lo trae …en taza, y con menos de un dedo de café, y se disculpa porque tienen que ir al almacén a por la leche ...?, eso sí, después me cobra 4,50 €. 


En fin, mucho lujo aparente, pero la profesionalidad no parece estar a la misma altura.


La Torre Espacio, hoy Torre Emperador Castellana, es obra de Ieoh Ming Pei y Henry N. Cobb, tiene 57 plantas y 230 metros de altura, y ofrece una imagen distinta, según desde qué punto se la mire, ya que parece que gira sobre sí misma.




Por último, en 2021, se inauguró la Torre Caleido. Es la más baja de todas con 181 metros y es obra del estudio Fenwick Iribarren Architects.



Todas albergan grandes corporaciones, embajadas, algún campus universitario virtual, etc.





La Casa de Bambú


En el ensanche de Carabanchel, en una zona de viviendas, totalmente nueva, se localiza La Casa de Bambú, en la calle Clarinetes.


Sus autores son del estudio de Arquitectura FOA, de  los arquitectos Alejandro Zaera y Farshid Moussavi.



Se trata de un edificio rectangular, cubierto totalmente de bambú. Contiene 88 viviendas protegidas, promovidas por la Empresa Municipal de la Vivienda, con viviendas de 1 a 4 dormitorios, por las que se han pagado entre 84.000 y 150.000 Euros, por parejas con un salario de entre 1´5 y 2´5 veces el salario mínimo interprofesional.


El edificio resalta, porque no tiene la habitual  de ladrillos, como los que tiene alrededor, sino que está totalmente cubierto de bambú. No vemos balcones, ni ventanas, a no ser que se abran al exterior.



El bambú actúa como una cámara de aire que aísla la vivienda del frío y del calor, incluso de los ruidos, a pesar de no ser una zona con mucho tráfico. Las viviendas, dan a los dos lados, con lo que se crea una corriente de aire, y ventila toda la vivienda.




Edificio Arqborea


Es un edificio de oficinas, que destaca por su diseño moderno y sostenible, a la vanguardia de la tecnología, con una calidad arquitectónica, en la que prima la usabilidad, flexibilidad y un gran confort para los usuarios.


Sus autores son el estudio internacional ORTIZ.LEÓN ARQUITECTOS. Es un edificio exento, formado por 3 unidades conectadas, con una orientación perfecta.



La propuesta arquitectónica, destaca por su doble piel, con terrazas y vegetación en las fachadas que más sol reciben. Esto protege de la incidencia solar directa y proporciona un mayor confort y bienestar para los ocupantes del edificio, además de un importante ahorro energético.


Las plantas son totalmente diáfanas, con las paredes de cristal, con los pilares solo en la fachada, para disfrutar al máximo la luz natural. El edificio, cuenta con dos núcleos centrales, que engloban los espacios de comunicación vertical, aseos y cuartos de instalaciones.




Edificio Mirador.


Es un edificio de arquitectura posmoderno, ubicado en uno de los nuevos barrios de Madrid, al norte de la capital: Sanchinarro.


Su creación se debe al estudio de arquitectura de Países Bajos MVRDV, en colaboración con la arquitecta madrileña Blanca Lleó.


Se trata de un edificio de viviendas, de 63,4 metros de altura, y que tiene la particularidad de tener una abertura central, a 36,8 metros de altura, que alberga un jardín comunitario.



La idea del proyecto, es que representa una manzana tradicional, pero colocada en posición vertical, y la abertura central, representa el patio de la manzana.


La construcción la gestionó la empresa municipal de la vivienda EMV, y los apartamentos se adjudicaron por el método de Precio Tasado.


Los colores de la fachada, indican distintos aspectos interiores. Los colores Blancos, grises y negros, indican construcción y los naranjas, circulación. Hay hasta 9 tipos diferentes de apartamentos.




TEXTO E IMÁGENES: José Casado - FOTOBLOG-MADRID


DOCUMENTACION: Wikipedia, Arqborea.com


domingo, 3 de abril de 2022

 ESCULTURAS AÉREAS EN MADRID



En Madrid, además de sobre algunos edificios de la Gran Vía, existen una serie de esculturas monumentales, repartidas por sus azoteas, y que engalanan sus edificios;


El Accidente Aéreo, también llamado el Ángel Caído, lo podemos encontrar en la esquina de la calle Mayor, con Milaneses, frente al Mercado de San Miguel.



La escultura , representa a un hombre alado, que no un ángel, que cabeza abajo, impacta contra un edificio, y que el propio autor, Miguel Ángel Ruiz, explicaba así: “Hace 10,000 años, un hombre alado, salió a dar una vuelta, y al volver volando tranquilamente de espaldas mientras tomaba el sol, no se percata de que en el prado que utilizaba habitualmente, había crecido una ciudad” .


La obra pesa 300 kilos, es de bronce y es el resultado del encargo de los dueños del edificio al escultor, para que realizara una escultura que adornase el edificio. Se instaló en 2005.



El Fenix- edif. Unión y el Fénix-Castellana


Al cumplir los 100 años desde su fundación, la compañía La Unión y El Fénix, decidió construir una nueva sede, que sería en el Paseo de la Castellana, número 33.


El concurso para la realización del edificio, lo ganó Luis Gutiérrez Soto (Pichichi). Poca gente sabrá que fue delantero del Real Madrid, y de ahí su apodo. Es el autor de muchísimos edificios en Madrid como el Ministerio del Aire, en Moncloa, o el edificio del Estado Mayor, en la calle Vitrubio.



Como el hecho de que el emblema de la compañía El Fénix, tenía que figurar en lo alto del edificio, Gutierrez Soto, lo diseñó como un enorme pedestal. El edificio se construyó sobre el solar que quedó al derribar el Palacio de Montellano.


La escultura la realizó Julián Lozano, que ya había realizado la cuadriga de Minerva, que corona el Arco del Triunfo, en Moncloa.


En los jardines de la nueva sede, podíamos ver la escultura original, que estuvo sobre el edificio, hoy Metrópolis, antigua sede de la compañía, en la calle Alcalá, esquina con Gran Vía. Realmente, ahora mismo, ya no se encuentra allí, sin que sepamos en donde se halla.

 


Minerva-Arco de la Victoria- Moncloa


Dejando a un lado el anacronismo que supone este monumento, para la Memoria Histórica de los españoles, nos centraremos en la figura que lo corona.




El grupo escultórico, que representa a la diosa MInerva, diosa romana de Las Artes, la Sabiduría y la Estrategia Militar, subida en una cuadriga. El autor de la obra es Julián Lozano.


El monumento, lo diseñaron los arquitectos Modesto Lopez Otero y Pascual Bravo Santfeliú. En el interior de cada base, se ubican los vestíbulos, una escalinata de mármol, y un ascensor; la planta superior, fue concebida como sala de exposiciones  y como mirador. Hoy se encuentra en total abandono, sin que ninguna administración decida qué hacer con ello. 




Minerva-Circulo Bellas Artes.


Sobre la terraza del edificio del Círculo de Bellas Artes, obra de Antonio Palacios, y construido en 1919,  encontramos una imagen de la diosa Minerva.



La imagen pesa 3.085 kilos y mide unos 6 metros, 7,60 metros, incluyendo la lanza. Se colocó el 24 de enero de 1966, y es obra de José Capuz.


La colocación de la escultura, ya estaba en el proyecto original de Antonio Palacios, como podemos ver en el boceto anexo


pero por problemas de presupuesto, no se pudo colocar en aquel momento.




Victoria Alada-Edif- Metrópolis


El edificio que la sustenta, se  levantó en 1911, siendo el más alto de aquella época.


El concurso para su construcción, lo ganaron los franceses Jules y Raimond Fevrier, para la compañía de La Unión y el Fénix. Se construyó en terreno liberado para el proyecto de la Gran Vía, y se derribaron 7 casas, entre ellas la casa del ataúd, llamada así por su estrecha construcción.


.


Se coronó con una escultura que representa a Ganímedes, brazo en alto, sobre un Ave Fénix, que era el emblema de la compañía, y fue obra del francés Rene de Saint Marceux.


En 1970, la compañía vendió el edificio a la aseguradora Metrópolis, y se llevó la escultura a su nueva sede en el Paseo de la Castellana, en donde estuvo algunos años en sus jardines, hasta que ha desaparecido de allí. 


La nueva compañía, colocó en su lugar, una Victoria Alada, la diosa NIke, hija de Zeus, obra del escultor Federico Coullaut-Varela, que es la podemos ver hoy en día. Mide 6 metros y pesa 3000 kilos, y se instaló en su lugar el 11 de octubre de 1977


Los grupos escultóricos, que podemos ver por debajo de la cúpula, son obra de Mariano Benlliure.  




La Gloria y los Pegasos-Mº Agricultura-Atocha


Sobre el edificio que, en 1897, construyó Ricardo Velázquez Bosco, como Ministerio de Fomento, se decidió colocar una alegoría del Progreso, y se encargó a Agustín Queralt su realización.



El original se construyó en mármol de Carrara, y está formado por una victoria alada, y a ambos lados, dos pegasos, acompañados por figuras humanas, que simbolizan la Agricultura y la Industria y a la derecha, la Filosofía y las Letras.


Tras la caída de un pedazo de la escultura a la calle, debido al deterioro sufrido, tras la Guerra Civil y la intemperie, se decidió sustituir toda la obra por una copia en bronce, que es la podemos ver hoy en día.


  



Los dos Pegasos, se instalaron en la Plaza de Legazpi y la victoria alada en la Glorieta de Cádiz. Debido a las obras del metro, en la plaza de Legazpi, se retiraron momentáneamente, pero después, solo se colocó uno de ellos.  




Las Cuadrigas-C/ Alcala


Las dos cuadrigas monumentales, las podemos ver sobre el antiguo edificio de Banco Bilbao Vizcaya, y son obra de Higinio Basterra, que las realizó en 1923.


Originalmente eran doradas, pero debido a lo llamativo que resultaban, durante la Guerra Civil se oscurecieron, y así es como podemos ver en este momento.


El edificio , obra de Ricardo Bastida, alberga en la actualidad la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid. Es Bien de Interés Cultural.






La Cuadriga de la Aurora- Pº Recoletos.


En el Paseo de Recoletos, número 4, nos encontramos con un edificio señorial y aristocrático, llamado Palacio de Ramón Pla Monje, también conocido como edificio de Seguros Aurora.



El Palacio se construyó en 1880, por Ramón Pla Monje, marqués de Amboage. Este aristócrata y empresario gallego, ya era propietario del edificio que alberga a la embajada italiana.


Su arquitecto fue Agustín Ortiz de Villajos, que también construyó alguno de los edificios de la Gran Vía, y lo diseñó en estilo neogótico.


Sobre la cúpula, se instaló un grupo escultórico, en el que podemos ver a una muchacha joven, Aurora, manejando una cuadriga con cuatro caballos. Es obra del escultor Juan de Adsuara, por encargo de la compañía de seguros Aurora, que instaló allí su sede, como símbolo empresarial, aunque hoy el edificio pertenece a Abanca.



TEXTO E IMÁGENES: José Casado - fotoblog-madrid

DOCUMENTACIÓN: Wikipedia


lunes, 14 de marzo de 2022

 FUENTE DEL RÍO LOZOYA.



Se trata de la primera fuente pública ornamental, de Madrid, de la que manó agua del río Lozoya.



Es una fuente mural, al estilo de la Fontana de Trevi, adosada al muro lateral del Primer Depósito del Canal de Isabel II (antiguo Campo de Guardias).


Fue diseñada para traer agua a Madrid, y se encuentra un tanto escondida, dentro de las instalaciones del Canal, tras una valla metálica, en el número 49 de la calle Bravo Murillo.


En 1848, fue diseñada por los ingenieros Juan de Ribera y Juan Rafo, por un encargo del ministro de Instrucciones y Obras Públicas, Juan Bravo Murillo. Tardó en construirse 10 años, y el 24 de junio de 1858, fue inaugurado, con todos los fastos requeridos, por la reina Isabel II.


El conjunto, se ideó como un arco de triunfo clásico, con una hornacina central, con una figura masculina, como personificación del río Lozoya, y la imagen fue tallada por el escultor madrileño, Sabino de Medina Peñas.


 


A la izquierda de la imagen central, vemos una imagen que representa a la Agricultura, realizada por el escultor gallego Andrés Rodriguez. 



y a la derecha, otra imagen que representa a la Industria, obra del también madrileño, José Pagniucci Zumel.


El vaso es de piedra caliza, con forma semicircular y una profundidad de 70 centímetros y un diámetro de 10 metros. La estructura y las figuras son de granito. existen también, dos escudos heráldicos, el de la izquierda es el de Isabel II, y el de la derecha, el del Ayuntamiento de Madrid. 



El agua brota de la tinaja que hay a los pies de la imagen central, y cae, a modo de cascada entre las rocas , a modo de las fuentes antiguas europeas.




NOTA: Con fecha de hoy, 6 de enero de 2022, he solicitado el permiso para poder acceder al recinto, y hacer las fotografías sin obstáculos, y no a través de la reja. A fecha de hoy, 7 de febrero, no he recibido contestación, cosa que ya me esperaba, así que las fotos están tomadas a través de la reja de la calle.



TEXTO E IMÁGENES: José Casado-FOTOBLOG-MADRID


DOCUMENTACIÓN: patrimonio y paisaje. madrid.es / Chamberi 30 dias.


sábado, 19 de febrero de 2022

 FUENTE DE JUAN DE VILLANUEVA.


Aunque lo pueda parecer, esta fuente no la diseñó, y construyó Juan de Villanueva, sino que es erigida en su honor.  Honor merecido indudablemente, como reconocimiento a las importantes aportaciones artísticas, que este arquitecto del siglo XVIII, dejó en Madrid.


La primera idea sobre levantar un monumento a la memoria de este arquitecto, se remonta a 1865, cuando se encargó una escultura a José Piquer. En 1865, Antonio Murillo, realizó un boceto en yeso, pero no llegó a plasmarse en nada definitivo.


En 1939, se retomó de nuevo la idea del monumento, aprovechando el segundo centenario del nacimiento del artista, pero no fue hasta 1943, cuando se convocó el concurso pertinente.


El concurso, lo ganó Victor D'ors, y el escultor Santiago Costa, que propusieron que su obra sustituyese al monumento de Los Saineteros, en la Glorieta de San Vicente.


Los Saineteros.


Los saineteros, es un monumento, que fue inaugurado por el entonces alcalde de Madrid Eduardo Vicenti, en 1913. Es obra del escultor Lorenzo Coullaut-Varela. Es un homenaje a una serie de dramaturgos madrileños: Ramón de la Cruz, Ricardo de la Vega, Francisco Asenjo Barbieri y Federico Chueca. Hoy está en un jardín en la calle Luchana. 


La fuente se construyó entre 1946 y 1951, inaugurándose al año siguiente.


En 1994 con motivo de la reconstrucción de la Puerta de San Vicente (copia, no reconstrucción, ya que las piedras originales, de cuando se desmanteló, guardadas en almacenes municipales, nunca se encontraron, teniéndose que construir de nuevas, con el agravante de que se instaló al revés, las puertas miran hacia afuera de la ciudad, no hacía adentro), se desmanteló y se llevó a su emplazamiento actual, en el Paseo de Camoens, en el Parque del Oeste.


Fuente de la Fama.


En este emplazamiento, estuvo, desde 1911 a 19941, la Fuente de la Fama. Obra del arquitecto municipal Pedro de Ribera, se colocó en 1731. Tras estar en la plaza de Anton Martin, se trasladó al Parque del Oeste, en 1907, después, en 1941, se trasladó a los jardines Pedro Ribera, junto al Hospicio de San Fernando.


En el traslado de la Fuente de Villanueva, desde la glorieta de San Vicente, al Parque del Oeste, se perdieron los cuatro grupos escultóricos que la adornaban. Tiempo después, se encontraron dos de ellos que, una vez restaurados, fueron colocados en distintas ubicaciones, uno en El Retiro (Mujer tumbada).





Y otro (vandalizado) en la Dalieda de San Francisco, (San Isidro Labrador)  


La fuente, que mide 20 metros de altura, está construida sobre un pilón y es una acumulación de arquitecturas colocadas verticalmente.


Sobre el primer pedestal, octogonal, adornado con ocho medallones, alusivos al a la obra de VIllanueva, se levanta un templete jónico, a imagen de los griegos, con un soporte para una gran taza neobarroca de piedra; sobre esta, se ubica otro pedestal octogonal más pequeño, pero también con ocho columnas. 


Encima de este, sobresale una columna, que se abre en ocho gajos, que sostienen la taza superior, más pequeña, y en todo lo alto, una columna rematada por cuatro volutas de piedra, que representan la Flor de Lis, el emblema de los Borbones. 




TEXTO E IMÁGENES: José Casado -Josamez


DOCUMENTACIÓN: Dirección Gral. de Intervención en el Paisaje Urbano, Mirador          Madrid. 



domingo, 30 de mayo de 2021

FUENTE DE LOS AFLIGIDOS

 

La Fuente de los Afligidos, es también conocida como Fuente de Cristino Marcos, y está situada en la calle de la Princesa.

 


La fuente original, también fue conocida como fuente de San Joaquín.

Aparece en los planos de Teixeira, junto a un convento, fundado en 1636, y como el cenobio era conocido como convento de los afligidos, por venerar allí a una virgen con ese nombre, fue el nombre que se adjudicó a la fuente.  

La fuente original, se cambió por la actual en 1952, y está dedicada al médico bacteriólogo Jaume Ferrán i Clua.

La antigua fuente de San Joaquín, fue sustituida por una con más importancia y con servicio de aguadores, en concreto 11. Fue promovida por la alcaldía del duque de Sesto y marques de Alcañices, y formaba parte de la urbanización del nuevo barrio, que nacía alrededor del Palacio de Liria.

Tras la Guerra Civil, por el proyecto del ensanche del barrio de Arguelles, se proyectó un nuevo acceso, entre la plazuela de los Afligidos y la calle de la Princesa. El conjunto escultórico, fue  diseñado por los arquitectos Manuel Herrero Palacios y Luis Perez-Minguez, y por el escultor Federico Coullaut-Varela, que realizó todos los grupos escultóricos.



 

Muestra tres niveles, en estilo barroco, los grupos escultóricos decorativos, los jarrones y la fuente, se hicieron en piedra de Colmenar, y las esculturas con piedra rosa de Sepúlveda,  la base arquitectónica, es de granito.  La fuente, está pegada al muro inferior, entre las dos escalinatas y tiene a dos delfines, con las colas entrelazadas, que vierten agua en una concha, que a su vez, vierte en un pilón semicircular.

 

TEXTO E IMÁGENES:  José Casado – Josamez

DOCUMENTACION:  WIKIPEDIA

  



miércoles, 28 de abril de 2021

Hace un tiempo, decidí dejar de publicar este blog, por diversos motivos: cansancio, escasez de tiempo, etc, ahora que la situación ha cambiado, retomo el blog, y para empezar esta nueva etapa, lo hago con una serie de entradas, llamada : LAS FUENTES MONUMENTALES DE MADRID, y comenzaremos, con el Salón del Prado.     

                                                   

                                                         EL SALON DEL PRADO


 FUENTE DE LA CIBELES

Se concibió dentro del plan de remodelación que Carlos III, ideó para la ciudad de Madrid, en para el llamado Salón del Prado.

Representa a la diosa Cibeles, Gea  en el panteón griego,  madre de dioses olímpicos y diosa de la tierra y la fecundidad. Esta subida en un carro, del  que tiran dos leones, Atalanta e Hipomenes.

 


Fue realizada por varios artistas: Francisco Gutiérrez, la figura de la diosa y el carro y Roberto Michel, los leones, siguiendo el diseño de Ventura Rodríguez. Los leones y la diosa, están esculpidos en mármol cárdeno, de la localidad de Montesclaros (Toledo), y el resto, en piedra  de Redueña (Madrid).

El proyecto de Ventura Rodriguez, fue realizado entre 1777 y 1782, en este año se instaló, aunque no funcionó hasta 1792.

Por suerte, tenemos los bocetos originales que Ventura Rodríguez, realizo, tanto para La Cibeles, como para Neptuno.

 


Como muestra de la secular dejadez del  ayuntamiento de Madrid, en cuestiones de custodia de patrimonio, decir que  el proyecto contaba con una verja, que rodeaba la fuente, pero  en una remodelación fue retirada, sin que nadie supiera o quisiera dar razón de porque, ni de en donde se encontraba, hasta que, en el siglo XX, fue localizada en la sede de la banda de tambores y cornetas de la policía municipal, sita cerca del Puente de los Franceses.

 

 FUENTE DE APOLO

También llamada de Las Cuatro Estaciones, forma parte del Salón del Prado, y por lo tanto, fue diseñada por Ventura Rodríguez.



Se empezó a construir en 1780, por Manuel Álvarez “el Griego”, el cual se encargó de las figuras de las estaciones, se terminó en 1802, y se inauguró un año más tarde, para celebrar el enlace del príncipe heredero Fernando, futuro Fernando VII, hijo de Carlos V.

Tiene un cuerpo central, con escalinata, con dos mascarones, obra de Alfonso Giraldo de Bergaz,  que arrojan agua sobre tres conchas, de diferentes dimensiones. Las esculturas del pedestal, representan las cuatro estaciones, mediante figuras alegóricas.


La efigie de Apolo, dios de la luz y las artes, remata el conjunto, y lleva los rasgos de Carlos III.

 

FUENTE DE NEPTUNO.

También diseñada por Ventura Rodriguez, originalmente tuvo un emplazamiento distinto, concretamente en la bajada de la Carrera de San Jerónimo, y estaba enfrentada a la de La Cibeles.

 


Se empezó su construcción en 1782, y se finalizó en  1786. Forma parte del llamado Salón del Prado, dentro de la remodelación planteada por Carlos III .

Fue construida en mármol cárdeno de Motesclaros  (Toledo), la obra escultórica se encargó a Juan Pascual de Mena, pero falleció, cuando solamente tenía acabada la imagen de Neptuno. El resto de las imágenes, las realizó José Arias, discípulo de Mena, ayudado por José Rodríguez, Pablo de la Cerda y José Guerra.

En el centro de un gran pilón, se ubica la figura de Neptuno, subido en un carro que es una gran concha, con una culebra en la mano derecha y el tridente en la izquierda. Del carro tiran dos hipocampos, y alrededor del mismo, nadan focas y delfines.



Se conservan varios dibujos originales de Ventura Rodriguez, en el Museo  Municipal de Madrid.

 

 FUENTE DE LA ALCACHOFA

 

No sabemos por qué esta fuente, que fue diseñada por Ventura Rodríguez, dentro del proyecto del Salón del Prado, tuvo una ubicación distinta a la prevista originalmente.



Replica en bronce (1986)




   Imágenes de la fuente original situada en El Retiro.

La fuente original, esculpida entre 1781 y 1782, para el Salón del Prado, también diseño de Ventura Rodríguez, se ubicó junto a la desaparecida Puerta de Atocha, pero en 1880, se trasladó al El Retiro, vaya usted a saber por qué, y se colocó junto al Estanque Grande.

 Ya en 1986, se colocó, una réplica en bronce, en la Glorieta del Emperador Carlos V, terminando así, el diseño del llamado Salón del Prado.

El diseño de Ventura Rodríguez, lo plasmaron los escultores, Alfonso Giraldo Bergaz, Antonio Primo y Josef Rodríguez.

La Fuente de La Alcachofa o del Tritón y la Nereida, se levanta en un pilón circular, con ornamentación vegetal. El Tritón y la Nereida, sujetan el escudo de armas de Madrid. En el segundo cuerpo, una taza sostiene un pedestal, con cuatro amorcillos, que se protegen del agua, con otra taza, que ejerce de paraguas.

 Está construida en piedra caliza, para las esculturas y granito para la alcachofa.

La réplica en bronce, que se colocó en el lugar destinado a la original, se instaló, tras el derribo del Excalectric de Atocha, en tiempos de Enrique Tierno Galván.


TEXTO E IMAGENES: José Casado-Josamez, 

DOCUMENTACION:Wikipedia.

 :