jueves, 25 de abril de 2013

MARTIN LOPEZ AGUADO


Nace en Madrid, en 1796, y fallece, así mismo en la capital, en 1866, era hijo del también arquitecto Antonio López Aguado.

Se formó académicamente en Roma, financiado por su padre, entre 1824 y 1831, fecha en que regresa a Madrid, al producirse la muerte de su padre, y para sucederle al frente de las obras del Real Coliseo de la Plaza de Oriente.

En 1834, es nombrado académico de mérito, y en 1828, es nombrado Arquitecto Mayor de palacio.

Construyó, para El Capricho, el palacete de los Duques de Osuna
 

Así como varias de sus construcciones, incluso realizó proyectos para otras, que nunca llegaron a realizarse, como el Salón de Teatro, el Salón de Escultura, etc. 

En la llamada Plaza de los Emperadores, en el parque El Capricho, construyó la exedra que podemos ver, consistente en un semitemplete con cuatro columnas en la parte central, con unas gradas para sentarse, rodeada de esfinges. Parece ser que originalmente se ideo para albergar una fuente, incluso tenía el nombre de “Fuente de las columnas”, pero que no llegó a realizarse asi.


La Exedra, Plaza de los Emperadores. El Capricho

Su mayor obra, nunca llegó a realizarse, y era el proyecto de un ábside para la parte central y trasera del Museo del Prado, sin embargo este proyecto fue de vital  importancia para el posterior proyecto que realizó Pascual y Colomer.

En 1846, construye para el duque de Alburquerque y duque de Fernán Núñez, el palacio situado en la calle Santa Isabel. Este palacio fue famoso por sus tertulias y fiestas, organizadas por la duquesa de Fernán  Núñez, una de las damas más populares de la aristocracia madrileña del siglo XIX.

 
El edificio en 1940, al haber estado muy cercano a una gran trinchera, durante la Guerra Civil , resultó muy dañado, y fue objeto de una de las varias remodelaciones que ha sufrido.

En 1912, se remodela la terraza del jardín; en 1940, como se ha comentado, se remodela parcialmente, por los daños sufridos; en 1970 se produce una nueva reforma; 1985, remodelación de las plantas y baja y primera; y en 2000 y 2002, se remodelan las fachadas.

En su exterior, es de estilo neoclásico, pero en su interior existe una gran variedad de estilos, que van desde el neobarroco, hasta el romanticismo francés.

En 1940, el edificio lo adquiere la Compañía Nacional de los Ferrocarriles del Oeste de España y Red de Andaluces, que luego pasaría a ser RENFE, que lo convirtió en sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, la cual sigue siéndolo hoy en día. 

 

TEXTO E IMÁGENES:   José Casado

DOCUMENTACIÓN:  Wikipedia, vallemadrid.blogspot.com.es, Amigos Museo del Prado.

14 comentarios:

  1. Maravilloso arquitecto, y creo que poco conocido.
    El parque del Capricho tiene bastantes muestras de su buen gusto, precisamente en estos días es cuando está mas bonito. Las lilas y los cercis, están a tope de floración. El casino de baile, también de este arquitecto, está totalmente rodeado de diminutas rosas amarillas . No dejéis de visitarlo. Es un trocito de paraíso.
    No recordaba que el palacio de Fernán Núñez fuera de Martín López Aguado, pero , viendo semejante caserón por el exterior, nadie podría imaginar la belleza tan apabullante que esconde dentro.
    Gracias por tan bonito post, Josamez, te leo siempre aunque no comente.
    Un abrazo.



    ResponderEliminar
  2. Hola José:
    Coincido con Doña Umé: la contribución de este arquitecto a la finca de El Capricho avala su maestría y buen hacer. Con respecto a Palacio de Fernán Núñez, ¡qué decir! mejor no decir nada, porque nadie se espera lo que hay en su interior.

    Gracias y un abrazo, Jesús

    ResponderEliminar
  3. Hola José, enhorabuena por el artículo. Las obras de este arquitecto tienen una belleza y delicadeza especial. Es como la quintaesencia del romanticismo más elegante (aunque suene cursi) y por suerte ha llegado hasta nuestros días. Parece que me toca decirte que es la calle Santa Isabel, no Santa Engracia la del Fernán Núñez.
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Doña Umé. Es cierto, es muy poco conocido, incluso menos que su padre, Antonio López Aguado, que por cierto es el autor del Casino de Baile, de El Capricho.
    Te agradezco el seguimiento que haces del blog.
    Gracias por el comentario. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Jesus. Fijate que en una ocasión, hace años, entre en el palacete, con motivo de la exposición de uno de los certamenes del concurso de fotografia que organiza Renfe: "Caminos de hierro", y estaba tan a ello, que no recuerdo nada del interior. Mecachis! Habrá que concursar otra vez y meter otra foto en las seleccionadas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola Antonio. Ya he solucionado la errata, ha sido un lapsus. Es cierto lo que dices respecto al romanticismo, el cual queda expresado en todo su explendor en un parque como El Capricho.
    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hola José,
    es fantástico el recorrido que estás haciendo por los arquitectos de Madrid. En este caso muy merecido, el recuerdo de un artista notable pero muy desconocido.
    Gracias por el bonito post.

    ResponderEliminar
  8. Hola Mercedes. Es cierto, lo poco se se sabe de este arquitecto, que, sin embargo, nos ha dejado obras que todos conocemos y admiramos.
    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Es un gran arquitecto. Unas fotos preciosas.

    ResponderEliminar
  10. Hola!. Bienvenido al blog. Tienes razon, sin lugar a dudas, es un gran arquitecto, pero muy desconocido.
    Gracias por el comentario y un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Hola José,
    Yo creo que López Aguado fue poco conocido por no tener un estilo definido, tocó todos los palos hasta que se decantó por el romanticismo... y encima se le cruzó en el camino Isidro González Velázquez.
    Buen post, eres nuestro biógrafo personal de arquitectos madrileños.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Manuel. Cre que tienes razon, le costó encontrar su estilo.
    Gracias por el comentario, lo cierto es que me gusta indagar sobre los arquitectos que nos dejaron su trabajo, y ayudaron a crear lo que hoy es Madrid.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. El día 15 (junio 2014) lo visité con Ayanta y demás familia. Realmente es de gran interés el recinto, aunque no disponga de la totalidad de lo que se fue proyectando, dado las guerras de la indendencia (1808-1814) y la Civil por incivil (1936-1939), el aterrizaje forzoso de un avión en el parterre y Laberinto Bajo, aparte de "distracciones" y desidia y abandono durante unas seis décadas.
    Actualmente se encuentra bien cuidado.

    Sin embargo, sí diría que tiene un poco de peligrosidad para los niños, al no disponer de barandillas mínimas que de haberlas afearían el recinto pero darían mayores seguridades a los jovencísimos paseantes.

    Del parque resaltaría algo que seguramente nos pasa desapercibidos la primera vez que acudimos al lugar: el III Duque de Osuna, al que se reaviva lo que fue.

    Joan Palmarola Nogué
    joanpalmarola.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  14. He seguido estudiando el parque "El Capricho" de la Duquesa de Osuna y hoy añado lo que sigue:

    7.6.2015 (“La Vang.” Adolfo S. Ruiz. P. 47): “OBITUARIO: Ángela María Téllez-Girón (1925-2015), Duquesa de Osuna”
    . Digo: en su familia hubo dos personajes excepcionales: el III (Gran) Duque de Osuna y la Duquesa de Osuna, ésta, autora de “El Capricho” (Madrid), un parque propio de la determinación de una mujer “Ilustrada.”
    . Duquesa ilustrada: María Josefa de la Soledad Alonso-Pimentel y Téllez-Girón (Madrid, 1750-1834), IX novena duquesa de Osuna. Además del monumento a su antecesor el III Duque de Osuna, considero que todo el parque “El Capricho” es un homenaje “vivo” a su antecesor, el “Gran” Duque.
    . III Duque de Osuna: Pedro Téllez Girón, virrey de Sicilia y Nápoles. El joven Felipe IV lo enviará a prisión, donde morirá.


    joan palmarola i nogué
    palmarola3@gmail.com
    7.6.2015

    ResponderEliminar