jueves, 16 de abril de 2015

JOSE ESPELIUS ANDUAGA

Vamos a conocer la obra de otro “ilustre desconocido”. Un arquitecto poco conocido, pero que ha dejado una serie de edificios en Madrid, de una gran relevancia, para la arquitectura de la capital.

Nace en 1874, en San Sebastián y fallece en la misma ciudad, cuando se encontraba de viaje, el 17 de octubre de 1928. Sus restos reposan en la Sacramental de San Isidro.

Terminó la carrera en la Escuela de Madrid, en 1898.

Su estilo, aunque vemos exponentes de neomudejar, es bastante ecléctico, ya que también podemos ver obras de estilo modernista, así como obras más clásicas cuando realizó obras civiles, como podemos ver en los teatros que diseñó.

Una de sus obras cumbres, es la Plaza de Toros de Las Ventas (1919-1928).


Realizada en estilo neomudejar, como podemos ver en el uso del ladrillo visto y los arcos característicos de este estilo. Esta obra, no la pudo ver terminada, la terminó su colaborador Manuel Muñoz Monasterio.

 Otra sus obras más relevantes, es el proyecto que realiza del Cuartel Gral. de la Armada (1915-1925), junto a Francisco Javier de Luque, aunque al final fuese este quien realizó la obra.



En 1905, reforma el teatro de La Zarzuela, en Jovellanos, 4





Realizó el teatro de la Reina Victoria, en la Carrera de San Jerónimo, 20 (1915-1916)




El Hotel Metropolitano, en Gran Vía, 23 (1917-1922), junto con Vicente Agusti.




Reforma, en 1914, el Palacio de Villamejor, en la Castellana, sede del Ministerio de Administraciones Públicas.



El Cine Ideal, en Doctor Cortezo.



El edificio ubicado en la calle Goya, 32 C.V. Castelló,  que realizó para su hermana, Doña Maria de los Ángeles Espeliú, para viviendas de alquiler (1907-1909).



Edificio de viviendas para Petra Ugarte, en Príncipe, 18 (1917-1918)



Reforma, en 1918, el Teatro Infanta Isabel, en Barquillo, 24



El Teatro Muñoz Seca, en la Plaza del Carmen.



En 1920, realiza reformas en el edificio del Consejo Superior del Poder Judicial, en Marqués de la Ensenada.




TEXTO E IMÁGENES:  José Casado

DOCUMENTACÍON:  Wikipedia.

lunes, 6 de abril de 2015

FRANCISCO JAVIER DE LUQUE Y LOPEZ

Este arquitecto, nación en Sevilla, en 1871, y falleció en Madrid, en 1941. No nos resulta muy conocido, a pesar de sus grandes obras, quizás eclipsado por otros nombres que trabajaban también, en ese momento.
Se hace difícil ubicarlo en una corriente artística concreta, aunque algunos especialistas lo integran dentro de la arquitectura tradicional, aunque utilizara estilos diferentes, debido a la coyuntura social, que le obligaba a adaptarse a los gustos de sus clientes, y a los imperativos de la administración pública, para la que trabajó mucho.
Se licenció en ciencias físico-matemáticas, en Sevilla en 1893 y en arquitectura en Madrid, en 1914. Era, por tanto, una persona sobradamente preparada.
En el tiempo en que vivió en Vitoria, desde 1909 a 1914,  fue académico de la Real Academia de Bellas Artes de Álava. Posteriormente, cuando se trasladó a Madrid, fue profesor en la Escuela Superior de Arquitectura, y técnico de la sección de construcciones civiles del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes. 
Durante su estancia en Vitoria, proyecta, con su amigo Julián Apraiz, la Catedral de Vitoria, llamada Catedral Nueva. Construyó diferentes edificios, tanto para el obispado, como para la burguesía de la ciudad.
En Sevilla, en 1921, restaura y termina, la facha de la Catedral, de dicha ciudad.
Ya en Madrid, realizó las siguientes obras:

Proyecta, junto con José Espelius, el edificio del Ministerio de Marina, Cuartel General de la Armada, junto al Palacio de Cibeles (1915-1925).



Realizó el edificio del Instituto Geológico y Minero, en Rios Rosas, 23 (1925-1927)
  



   
El Colegio Jesús y María, en Juan Bravo, 13



La Residencia de Estudiantes, del CSIC, calle del Pinar, 21-23



El Instituto Cajal, en la calle Doctor Arce, 37.


Realiza también algunas reformas en Madrid, como las que efectúa en el Instituto Cardenal Cisneros, en 1927, situado en la calle de los Reyes. Antigua Universidad de Madrid.


TEXTO E IMÁGENES: José Casado
DOCUMENTACION: Wikipedia,  Blog GEOARQUITECTURA, José María Piney


jueves, 26 de febrero de 2015

CENTRO DE AVES PARQUE DEL OESTE

Hace algunos años, cuando se empezaba a gestar un proyecto que englobaba los Parques de Madrid, antes de que el blog fuese, ni tan siquiera, un proyecto, me acerque al Parque del Oeste, del que ya conocía una parte, para fotografiar la parte que no conocía.

Esa parte desconocída, era la que hay entre el Paseo de Camoens, y el Paseo de Moret. Cual no fue mi sorpresa, al ver que allí había bunkers de la Guerra Civil, de los cuales no tenía ni idea, luego si he encontrado otros en diferentes lugares, como el Parque de la Cuña Verde, Barajas, etc.

Además, me encontré con un Centro de Aves. Un recinto vallado, con un mirador-refugio, desde el que poder ver y fotografiar los pajaros, que bajaban a los diferentes comederos que había, sin incordiarlas demasiado.

El sábado pasado, me acerque, con mi familia, a dar un paseo al parque y ”ver los pajaritos”, como dijo mi hija, cuando la explique lo que había allí. Y lo que nos encontramos, fue el centro de aves totalmente abandonado, el mirador, tomado por indigentes, y bastante basura.

Cuando ya nos íbamos, se nos acercaron varias personas, que resultaron ser estudiantes, que con su profesora de la universidad, la bióloga doña Eva Banda, se encontraban allí, anillando pájaros, aunque ya estaban recogiendo la red, que habían usado, así como los demás utensilios.

Mi hija pudo ver de cerca y acariciar, un pajarillo que acababan de anillar.


Doña Eva, nos explicó las actividades que realizan, tanto allí, como en otros lugares, a las que se puede apuntar la gente, y así ver in situ estas actividades. Nos dio un catálogo, y las indicaciones para poder verlo todo en su página WEB, enara.org, para saber el calendario y los lugares en los que se realizaran, además de las otras actividades, que con su empresa ENARA realizan como Sendas Botánicas, Rutas Ontológicas.  

Nos contó, como el Ayuntamiento, por falta de dinero, abandonó el lugar, dejó de llevar la comida para los pájaros, y la limpieza del lugar, además de no hacer nada para el desalojo de los indigentes.
No creo yo que supusiese un desembolso muy importante, para las arcas municipales, pero teniendo en cuenta, que la cultura no parece que sea un componente importante en las estrategias municipales, la cosa se explica sola.

TEXTO E IMAGENES: José Casado Gómez


martes, 13 de enero de 2015

PLAZA DE CALLAO

La Plaza de Callao, está situada, articulando los tramos segundo y tercero de la Gran Vía. Se bautizó con ese nombre, en memoria de la batalla, acaecida en Perú, en 1866.
Se construyó. Al igual que el segundo tramo de la Gran Vía, que termina en ella, entre los años 1917 y 1922, aunque las obras no se entregaron, hasta 1927.
La plaza, ya existía como tal, antes de iniciarse las obras. Era un pequeña plaza, en donde se encontraban las calles de Preciados y Jacometrezo, y pertenecía al Arrabal de San Martin.
Con el comienzo de las obras, el 4 de febrero de 1917, la plaza fue ganado más espacio, muy similar al actual, entrando en un plan, que no la incluía como plaza, sino como ensanche de la calle Preciados, para dar más viabilidad a la Puerta del Sol, aunque este plan, acabó por desestimarse.
En 1924, se construyó el Hotel Florida. Su autor fue Antonio Palacios, autor también, del Palacio de Correos, en la Cibeles, o el Hospital de Jornaleros, de Maudes.



En él, se alojaron todos los corresponsales extranjeros, destacados aquí, por la contienda nacional, por lo que se le llamó “El hotel de los corresponsales”.
Antonio Palacios, lo construyó, por encargo de Velasco Florida. Tenía 200 habitaciones, todas con baño, y la fachada era de mármol.



Fue derribado, uniéndose así, a la larga lista de edificios que nunca debieron eliminarse, pero que, merced al afán económico de nuestros dirigentes municipales, y su histórica falta de interés por el patrimonio cultural de los madrileños, se ha y se sigue produciendo, en 1964, para construir el edificio de Galerías Preciados (hoy edificio FNAC).

En el año 1933, al poco de acabar la Guerra Civil, se instaló en ella, el empresario Antonio Rodilla, abriendo un local de hostelería.

Otros edificios destacados, estos si, aun en pie. Son:

El edificio Carrión, construido en 1933, por Luis Martínez Feduchi y Vicente Eced, y hoy emblema e imagen de Madrid, con sus carteles de neón, al más puro estilo de neoyorkino.


El Palacio de la Prensa, construido en 1928, por Pedro Muguruza.



El cine Callao, realizado, en 1927, por Luis Gutiérrez Soto. Ideado originalmente, como complejo de recreo, y que, debido a la forma trapezoidal del solar, hizo que se instalaran las oficinas, en la parte trasera, con entrada por la calle Jacometrezo, instalándose en la terraza, un cine de verano. En el interior, se ubicó la sala de cine y las tiendas en la planta principal: Almacén, café y sala de fiestas.


Fue un edificio, ideado como precursor de lo que hoy conocemos como Centro Comercial.



El edificio Adriática, de 1926, y construido por Luis Sanz de los Terreros, y que formaba línea con el propio Hotel Florida.


El edificio hoy de El Corte Ingles y antes Galerías Preciados, construido en la posguerra, por Luis Gutiérrez Soto, y que fue el que sustituyó al derribado Hotel Florida.



Así mismo, de Gutierrez Soto, es el edificio de la FNAC, de claro estilo modernista, situado enfrente del anterior descrito.




TEXTO E IMÁGENES ACTUALES:    José Casado
DOCUMENTACIÓN: Wikipedia, Arte e historia de Madrid.

IMÁGENES ANTIGUAS: Wikipedia.  

miércoles, 7 de enero de 2015

LA CASA DE LAS ALHAJAS

Este edificio, se encuentra en la Plaza de San Martín, o de las Descalzas Reales, como también se la conoce.

Su ubicación, en el arrabal de San Martín, de origen medieval, que toma su nombre del primer convento que se fundó en 1126, enclavado originalmente extramuros, junto a la Puerta de Balnadú.

En el siglo XV, se convirtió en iglesia parroquial, hasta que José Bonaparte, decidió derribar la iglesia, para ampliar la plaza de San Martín. Ya en 1836, merced a la Desamortización de Mendizábal, el convento, pasó a propiedad del Estado, que lo utilizó para diferentes propósitos: Oficina del Gobierno Civil, Diputación Provincial, tribunal y bolsa de comercio, Consejo de Sanidad, etc. Fue demolido definitivamente en 1868, y parte del solar, fue adquirido por la Caja de Ahorros y Monte de Piedad, para construir su nueva sede.

El Monte de Piedad, fue fundado por el sacerdote Francisco Piquer Padilla, en 1702. Era capellán del convento de las Descalzas Reales y de la Capilla Real, y su idea era la de poder proporcionar préstamos a muy bajo interés, a las personas menos favorecidas, así como prestar servicio religioso para la salvación de las almas del Purgatorio.

Gracias al patronazgo real, mediante Real Cédula, de 18 de enero de 1713, estableciéndose en el propio convento de las Descalzas.

Pronto adquirió mucha relevancia, y necesitó de un edificio propio. Las nuevas dependencias, se abrió al público, en mayo de 1724, y la capilla consagrada en 1733. De este edificio, solo queda la portada barroca, de Pedro  de Ribera.



El 25 de octubre de 1838, se aprobó, mediante Real Decreto, la fundación de la Caja de Ahorros de Madrid, iniciativa del Marques viudo de Pontejos. Tras trabajar las dos instituciones, dentro del mismo edificio, ya que la misión de la Caja de Ahorros, era conducir el dinero de los menos favorecidos, hacia inversiones ventajosas, se produjo la necesidad de una fusión de las dos entidades, que se produjo en 1869, también suscitó la necesidad de una ampliación de las instalaciones.

Tras estudiar varios emplazamientos, se adquirió parte del solar existente, tras la demolición del convento de San Martín, en julio de 1870, se presentó el pliego de necesidades que debía de tener el edificio, para preservar los objetos que había de contener.

Tras estudiar varios proyectos, fue aceptado el de los arquitectos Fernando Arbós y Tremanti y José María Aguilar. Este proyecto, fue el primero de Arbós, tras finalizar su formación académica.



Era nacido en Italia y formado en Francia, supo aplicar en sus proyectos, la utilidad como pauta principal. Incorporó a sus proyectos las últimas innovaciones tecnológicas, que aprendió en Paris, como la utilización del hierro y el cristal.


Diseñaron un edificio, muy práctico, con una sala de subastas, que podía albergar hasta 400 personas, y una sala principal o patio, con mostradores, y que desde allí se accedía a las distintas dependencias.


En 1974, se abrió un expediente de derribo, gracias a dios, no fue ejecutado. Ya en la década de 1980, el edificio fue restaurado y convertido en sala de exposiciones y conferencias. Otras intervenciones en el 2000, recuperaron la sala central, y acondicionaron la sala de ventas como auditorio. Entre 2005 y 2009, se conformó su distribución actual.


TEXTO E IMÁGENES: José Casado
DOCUMENTACIÓN: Wikipedia.

    

lunes, 15 de diciembre de 2014

ENRIQUE MARIA REPULLES Y VARGAS

Nació en Madrid, el 30 de octubre de 1845, y falleció, también en la capital, el 13 de septiembre de 1922.


Fue arquitecto oficial de la Casa Real española, y de la Archidiócesis de Toledo. Aunque casi toda su obra, la realizó en Madrid, en otros lugares, también tiene obras, como  La Casa Consistorial de Valladolid, así como restauraciones, tal como las realizadas en la Catedral de Ávila o en la Basílica de San Vicente, también en la capital abulense.

Tenía una obsesión con la vivienda, tal y como demuestra en su discurso de entrada, en  1896, en la Academia de San Fernando, titulado: “La casa-habitación moderna, desde el punto de vista artístico”, que en algún párrafo, decía: “Las condiciones de habitabilidad, serán la adecuada composición, la bella decoración, la buena construcción y el confort. La primera condición, tiene como requisitos, la distribución, las dimensiones y la orientación,…”

También le animaba, una fuerte inclinación por el urbanismo, como lo atestigua, los númerosos informes, que como ponente, presentó sobre proyectos de ensanche y alienaciones, en la Academia. También estaba interesado en el urbanismo artístico y el mobiliario urbano.
En Madrid, podemos encontrar la mayoría de sus obras, como son:

Realiza, en 1879, una restauración en Los Jerónimos, para poder abrirla como parroquia, cosa que sucedió en 1883.

El Templo de San Matías, Iglesia Parroquial de Hortaleza (1877).




Realiza el edificio del Palacio de la Bolsa de Madrid (1884), obra que le fue adjudicada, tras ganar el concurso que convocó la Junta de Obras de la Bolsa de Madrid.



Realiza la Iglesia de Ntra. Sra. de los Ángeles (1892), en Bravo Murillo, 93.



Diseña la verja que cierra la Plaza de la Armería del Palacio Real, (1892)



En 1898, realiza unas casas de madera, estilo tirolés, en el Campo del Moro, así como la ornamentación del Túnel de Bonaparte, de Villanueva.




 La Iglesia de Santa Cristina, en el Paseo de Extremadura, edificada entre 1904 y 1906, en estilo neomudejar.



La casa, que hoy en día, alberga el Museo Sorolla (1910)


Realiza también diversas casas de viviendas, en los barrios de Salamanca, Arguelles y Chamberí, así como en el Paseo de la Castellana.


TEXTO E IMÁGENES:  José Casado

DOCUMENTACIÓN: Wikipedia, Julio Martin Sánchez, Universidad de Castilla-La Mancha, “LA ARQUITECTURA DOMESTICA DE ENRIQUE MARIA REPULLES” 

lunes, 22 de septiembre de 2014

FUENTIDUEÑA DE TAJO

Está situado a unos 60 km. De la capital, en la comarca de Las Vegas, al suroeste de la Comunidad de Madrid, en el límite con la provincia de Toledo. El río Tajo, atraviesa su término municipal.


Ubicado en plena Cañada Real Soriana Oriental,  perteneció, originalmente, a la Comarca de las Encomiendas, surgida al amparo de la  Encomienda Mayor de Castilla, de la Orden de Santiago.

En los alrededores, se han encontrado restos prehistóricos y romanos, lo que indica claramente, que ya hubo asentamientoS humanos, mucho antes de su fundación en la Alta Edad media.
En esta época, el núcleo urbano, estaba alrededor del castillo de Alarilla, de origen morisco, hoy desaparecido.

En época posterior, en la Baja Edad media, surgió otro castillo llamado “de Santiago”, y aunque hoy su estado ruinoso, nos da una idea de la importancia que tuvo durante la Reconquista.

Hoy el castillo se denomina Torre de los Piquillos. En la zona, la Reconquista tuvo varias fases, primero el rey Alfonso VI, conquisto el castillo de Alarilla, en 1085, y en 1212, Alfonso VIII, consolidó la posición, tras la batalla de Las Navas de Tolosa.

En 1328, la localidad se denominaba Fuentidueña de Ocaña, debido a la vinculación con el Arciprestazgo de la localidad toledana.

Y no fue hasta 1833, que paso a formar parte de la provincia de Madrid, tras la reforma llevada a cabo por Javier de Burgos, en la que dividió España en provincias.

Como hemos comentado, el Castillo de Santiago o Torre de los Piquillos, es su monumento más importante, como atestigua su escudo.



Se cree que se construyó en el siglo XII, y ampliado en el XIV. De planta cuadrada, solo una parte permanece en pie.

En el estuvieron prisioneros, el Adelantado Pedro Manrique, por orden de Juan II, don Álvaro de Luna, por diferencias con la Orden de Santiago, aunque después, se convirtió en dueño de castillo. También vivió en él, Doña Urraca, esposa de Alfonso I, El Batallador.

Otro monumento que podemos ver, es el Puente de Hierro. La entonces Diputación Provincial, encargo al ingeniero Don José de Echevarría, la construcción del puente. Este, viajó a Paris, y encargo a la empresa “Imbert y Cía.”, colaboradores de Gustave Eiffel, la construcción del mismo, por lo podemos datarlo, entre los años 1868 y 1876.


Aquí podemos verlo, con la gabarra de la Virgen, en primer termino, en la que cada segundo fin de semana de Septiembre. tiene lugar el  Embarcamiento de la Virgen, durante sus Fiestas Patronales.


Es, el segundo puente más antiguo de la Comunidad de Madrid, tras el de El Capricho, y por tanto, de los más antiguos de España. Antiguamente, el paso, se realizaba a través de un puente colgante, pero el General Prim lo destruyó, en su huida hacia Levante.

Podemos ver también La Torre del Reloj, que posee, una de las maquinarias más antiguas de la Comunidad de Madrid. 
Construida en yeso, sobre un arco, bajo el que discurre la calle Mayor. Esta adosada al Ayuntamiento.



Su estética, es similar a la plaza, con casas de dos plantas, encaladas y con balcones de forja, pero tuvo que ser reformada, por razones de seguridad. Aún conserva su blasón en piedra, en el que figura la leyenda: “Armas de la Villa”.

La Iglesia de San Andrés Apóstol, se construyó como capilla, en 1175, y ampliada sucesivamente.  Su aspecto actual, corresponde al siglo XVII. 


Alberga un retablo, con una pintura de San Andrés Apóstol, patrono de la localidad.


Con fecha de enero de 2014, se ha incoado expediente, para declarar el conjunto como Bien de Interés Cultural.

La Fuente Salobre o de la Dueña, da nombre a la localidad.  Y debe su nombre, a que estaba bajo el dominio de la Dueña (Doña Urraca). Está situado a espaldas de la iglesia de San Andrés, a los pies del castillo.


Se reformó durante el siglo XIX, en el año 1856, como atestigua la inscripción existente.


TEXTO E IMÁGENES: José Casado

DOCUMENTACIÓN: Wikipedia