lunes, 22 de junio de 2015

COLONIA ALBENIZ (COLONIAS HISTÓRICAS).

Entre los años veinte y treinta, del pasado siglo XX, al amparo de la Ley de Casas Baratas, de los años 1908, 1911, 1921 y 1924, que regulaba la construcción de viviendas, para obreros y funcionarios, se construyeron, en el entonces extrarradio de Madrid,  y muy principalmente en los terrenos del pueblo de Chamartín de la Rosa, diversas colonias: Albeniz, de los Pinares,……
La Colonia Albeniz, también llamada Colonia de los Músicos, fue  promovida por estos, sobre terrenos de su propiedad, en la finca llamada MareA Alta. Diseñada por los arquitectos Jose Enrique Marrero Regalado e Iñiguez Almech.
Está localizada entre las calles Torpedero Tucumán, Caídos de la División Azul, Alfonso XII y Madre de Dios. Las viviendas era unifamiliares, independientes,  de una o dos alturas, y con un pequeño Jardín. Aunque algunos edificios de pisos, a varias alturas, rompen la estética de la colonia.




 Articulada sobre una forma de Y, en donde el eje principal, es la calle Encinas, a la que se accede desde la calle Alfonso XIII, se bifurca en dos calles paralelas, con los nombres de Maestro Chapí y Maestro Lasalle.

Plano general de la Colonia Albeniz


Allí viven, o han vivido músicos y actores: Víctor Manuel y Ana Belen, Emma Penella, Barta, el compositor, durante un tiempo, ensayaron los Brincos en uno de los chalets.

Algunas viviendas, estaban alquiladas a militares de alta graduación, de la Base Aérea de Torrejón de Ardoz, en la época en que era base conjunta, con el ejército Norteamericano.

Limitando la colonia, estaban los estudios de cine y doblaje de Sevilla Films, después llamados de Samuel Bronston.


Entrada principal, a los estudios de Sevilla Films, en la calle Pio XII,  vemos la valla y los edificios de la Plaza del Perú. (HISTORIAS MATRITENSES).

La cercanía de los estudios de cine Sevilla Film, en donde se rodaron películas como Ben-Hur, la Caída del Imperio Romano, el Circo, etc., le daban a la zona un marcado carácter “holywoodiense”, incluso fuimos testigos de la voladura de los platós, cuando dejaron de funcionar, y claro, los terrenos se convirtieron en chalets de lujo y el primer Centro Comercial, que se ubicó en Madrid, de nuevo formato, como fue Pan de Azúcar, luego Jumbo.



Calle Maestro Lasalle.




Calle Encinas.


Evidentemente, con el tiempo, estas viviendas, pasaron de ser para obreros y funcionarios, a ser viviendas de lujo, para gente con un muy alto poder adquisitivo, ya que el barrio de Chamartín, se convirtió, en poco tiempo, en una zona muy solicitada por la gente adinerada, debido a su ubicación, y estas colonias  en particular, por su tranquilidad.



Calle Maestro Chapí



Entrada a la colonia, desde la calle Alfonso XIII.


Por estas calles, pase mi infancia, y mi juventud, ya que todo el grupo de chicos y chicas: Mario, José Mari, Loli, Román, Tamara, Ana, Amando….., vivíamos en esta zona, y pasábamos el tiempo, entre las casas de alguien, y el terreno, que había, entre las calles maestro Chapí y Madre de Dios, en donde jugábamos emocionantes partidos de futbol, a pesar de su inclinación y de los “regueros”, que lo atravesaban.


Estado actual, del descampado.


IMÁGENES MODERNAS. José Casado
IMÁGENES ANTIGUAS. Historias Matritenses

DOCUMENTACIÓN. Wikipedia y memoria personal.

11 comentarios:

  1. Hola José, viviste en un barrio muy bonito, esta colonia, como otras de su estilo son muy agradables, por eso, como bien explicas, sus precios con el tiempo se han disparado. ¡Tambien es bonito tu reportaje!
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Mercedes. Es cierto, allí viví hasta lo 25 años, mi casa ya no existe, y después de bastante tiempo sin pasar por allí, me dio una sensación extraña.
    Gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Precioso post y precioso barrio, José!. Qué buenos recuerdos debes tener y además en aquella época que se pasaba el día en la calle, vosotros lo teníais más a mano y más seguro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Antonio. Pues es verdad, cada vez que paso por allí, lo hecho de menos. Tienes razón en lo de estar en la calle, ademas, no existía la M-30, y teníamos el Pinar de Chamartin, para hacer excursiones. Que tiempos!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Antonio. Pues es verdad, cada vez que paso por allí, lo hecho de menos. Tienes razón en lo de estar en la calle, ademas, no existía la M-30, y teníamos el Pinar de Chamartin, para hacer excursiones. Que tiempos!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante porque lo he vivido y recordado.
    -
    Os invito a leer UN CHALÉ EN CHAMARTÍN (MADRID). Del Blog: Hasta que nos echen. Propietario: Eloy Peña Rico.
    -
    Desde su 1ª PARTE hasta la 13ª PARTE.
    -
    Gracias por el Post y un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Eloy. Perdona que no te haya contestado antes, pero estaba fuera. Ya he leído alguna cosa tuya de datos del barrio... o pueblo.
    Un saludo y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  8. Hola Eloy. Perdona que no te haya contestado antes, pero estaba fuera. Ya he leído alguna cosa tuya de datos del barrio... o pueblo.
    Un saludo y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  9. Amigo Jose, mi guerra ya terminó. Fue David contra el ayuntamiento de Madrid. Pero esta vez, haciendo trampas, ganó Goliat.
    He defendido como nadie a las colonias históricas por estar protegidas por la ley; pero los políticos, sean del bando que sean, hacen de "todo" su coto privado de caza.
    -
    Me gusta tu Blog. Lo seguiré leyendo.
    -
    Salud y suerte.

    ResponderEliminar
  10. Hola Eloy. Siento que tu asunto no saliera bien, como dice el dicho: "Con la iglesia hemos topado...."
    Me alegro que te guste el blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Eloy. Siento que tu asunto no saliera bien, como dice el dicho: "Con la iglesia hemos topado...."
    Me alegro que te guste el blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar